sábado, 11 de agosto de 2012

Midi d´Ossau, Sudeste Clásica (MD inf. 540 mts. / V+)


No olvidaremos fácilmente esta escalada, que nos llevó a exprimirnos al máximo en medio de un ambiente totalmente alpino por la muralla de Pombie, por el flanco Sudoeste del Midi d´Ossau.


Se trataba de una escalada más del trofeo del club alpino, entre las posibilidades propuestas ésta era la de mayor dificultad del macizo del Midi. Los largos eran factibles en cuanto a dificultad (máx. V+), pero su longitud más de 500 metros de escalada, sus 13 largos y el descenso enrevesado bien en rápeles o bien por la vía de las viras, la hacían una escalada de dificultad alta para nosotros, quizás la que más hasta la fecha. Ya habíamos leído o escuchado algunos casos en los que cordadas tenían que pasar la noche en repisas o ser rescatadas de la muralla de Pombie por el helicóptero.

A pesar de llevar Juanjo un mes sin escalar (tras sus vacaciones y viaje al Mont Blanc) y yo tener una semanita bastante dura de trabajo, nos liamos la manta a la cabeza y no pospusimos dicha escalada, la verdad era que si queríamos terminar las 12 escaladas del trofeo teníamos que hacer este mes una de las gordas y a por ella íbamos.
Salimos el Viernes de Madrid en medio de una ola de calor peninsular, cruzamos por provincias Castellanas y Aragonesas con más de 40º en el termómetro del coche, y pronto cruzamos la frontera francesa por el Portalet, descendiendo un kilómetro más hasta el aparcamiento francés de Aneu, aún era de día y aprovechamos para cenar el "tupper" de macarrones en el parking mientras divisábamos la cabecilla del Midi.


 Tras la cena hicimos la mochila y nos pusimos rumbo al Refugio de Pombie, haciéndose de noche al poco de iniciar la marcha. La temperatura era de 20º y en manga corta a las 10 y pico de la noche casi a 2.000 metros en el Pirineo era algo alucinante a la vez que inquietante para la jornada del día siguiente. Entre los sonidos de cencerros y las amplias cetas del camino sobre la hora de marcha llegamos a un collado sudando, desde allí con luz ya se ve el refugio y el midi por completo, pero en este caso la poca luna no nos permitía dicha visibilidad y continuamos hacia el refugio caminando para llegar unos 25 minutos después. Eran las 11:00 de la noche y acababan de apagar las luces del refugio, por lo que descendimos a unos prados cercanos para montar la tienda sin montar mucho jaleo, descansar y dormir para la jornada del día siguiente con todo abierto, incluyendo sacos y tienda.

A las 6:00 sonó el despertador con una temperatura de 17º, había dormido bastante bien y algo de luz nos daba la suficiente claridad como para ponernos a organizar el material y desayunar. No tardamos mucho en hacer la mochila con todo lo necesario para la escalada e iniciar la marcha entre los depósitos morrénicos de las cercanías del lago.

El itinerario de aproximación era fácil, la muralla de Pombie es visible desde decenas de kilómetros y en su base dos cortos corredores paralelos son la señal clara del inicio de la vía, además hay un buen hito de piedras en su base. A las 7:45 estábamos a pie de vía, había delante una cordada compuesta por un guía y un cliente ambos franceses, pensamos que nos iba a venir bien para poder seguir el itinerario sin equívocos.


Mientras nos poníamos todos los cacharros y estirábamos la cuerdas los franceses iniciaron el segundo largo, nosotros iniciamos la escalada de la jornada sin tener ni idea sobre lo que nos iba a deparar la jornada, con el fabuloso croquis de Luichy en el bolsillo ( pocas veces se puede plasmar tanta información en un papel).

fabuloso croquis de Luichy:


LARGO 1, ( VIº+, 30 metros ): El primer largo me toco a mí por nuestro sistema de reparto de largos, se trata de un diedro algo escalonado de unos 25 metros bien visible desde abajo, tomé aire y comencé a subir por el diedro, de agarres fáciles va siendo mantenido hasta su mitad donde un pasito más atlético pero con buenos agarres junto a un matorral te hace resoplar por primera vez.


 Después el diedro se va haciendo fácil hasta salir a una terracita donde hay un cordino en un puente de roca. Desde la terraza se continua algún metro hasta una roca que bloquea la terraza donde montamos la reunión con friens medianos. Bastante bien el primer largo para retomar sensaciones aunque Juanjo no opinara lo mismo ya que la mochila era un lastre bastante molesto para el segundo de cordada.

LARGO 2, ( IV+ / 30mts. ): Nos cambiamos la mochila y los cacharros y tiró Juanjo esta vez, el largo transcurre por una placa en descenso poblada con bastantes arbustos a los que uno puede agarrarse sin problema hasta que ésta se corta en picado,


 allí hay un clavo con un cordino para agarrarse y realizar un pequeño destrepe de un metro, muy muy aéreo ( el primero quizás no tiene ese problema porque lleva la cuerda por arriba, pero el segundo como se vaya se pega un vuelo bueno y encima de espaldas ). A mí personalmente me sorprendió el paso y me resultó destreparlo más dificil con mochila que el IVº+  que le dan en los croquis.

Tras el destrepe la cosa cambia, te puedes dar la vuelta en una pequeña repisa y con una zancada te adentras en un diedro fácil de unos 10 metros que tras ascenderlo te deja en la reunión equipada con tres clavos.



Ya hemos abierto los dos largo y la cosa marcha bien, llevamos una hora de escalada así que calculamos unas 7 horas hasta la Aguja empleando media hora por largo.

LARGO 3, ( Vº- / 30mts. ): Comienzan los quintos y me toca a mi, desde la reunión veo a la derecha un espolón descendente que hay que superar, tiene un punto débil un poco más abajo de nuestra altura por una pequeña terraza y después sólo sabemos que está el Vº- de placa. Voy a por ello y comienzo la travesía a derechas, por un corto destrepe llego al espolón,
 
 
 
 y lo bordeó, hay un murete que hay que superar y es el que alberga el paso duro, la verdad que encuentro buenas manos y en equilibrio subo hasta superar el muro y salir a una terraza muy cómoda donde encuentro la maxi
reunión equipada con un par de clavos


 ( me ha resultado más fácil que el paso del 2º largo con mochila ). Y hasta allí llega mi compañero mientras observamos que los franceses ya se han perdido más allá del 4º largo, ¡ vaya máquina el guía !.


LARGO 4, ( IVº, 50mts. ): Estamos en el inicio de la "Vía Jolly" y a pocos metros de la "Sureste Directa", pero nosotros continuamos por la "clásica", esta atraviesa horizontalmente varias terrazas con vegetación hasta un gran bloque, desde la reunión no logramos entender la continuidad de la vía, pero Juanjo la inicia y va descubriendo por el camino.

Tras pasar horizontalmente por una facil zona de arbustos, en los que en muchos de ellos se puede asegurar con cordinos IIIº, se llega a la base de un gran bloque donde hay unos helechos y aproximadamente a la misma altura que la reunión anterior. Desde allí se bordea el gran bloque por la parte baja en donde hay algún friend abandonado como seguro y en ascenso una corta placa te lleva a un fácil diedro que da a la reunión nuevamente equipada con clavos.



LARGO 5, ( Vº+, 40mts.) : El siguiente largo es uno de los más expectaculares de toda la vía y uno de los que alberga las mayores dificultades. Se trata de una placa de adherencia que precede a los escalones grises de curiosa formación y que se encuentra nada más salir de la reunión.
Cambio de cacharros y nada más salir chapo un primer clavo antes de la placa, intento subir por ella, pero no veo agarres y ni mucho menos lugares para meter nada, veo un poco a la derecha un nuevo clavo pero no tiene acceso desde la zona por la que voy subiendo, así que vuelvo a descender y lo intento por la parte derecha de la placa por donde hay algún cantillo pequeño, el magnesió me canta los cuatro agarres que hay en toda la placa, y subido a uno de ellos en equilibrio llego a chapar el clavo que te da la vida en la placa, para salir acto seguido por encima, hasta que Juanjo me dice: -"has metido al revés la cuerda en la express"-. Me es imposible descender desde donde estoy aupado un metro hacia abajo y tampoco le doy mucha importancia un chapaje al reves, pero nada más salir veo que las cuerdas no corren, ¡¡ufff!!, el primer problema de la jornada. Intento continuar por las escaleras grises y al principio me cuesta bastante tirar de la cuerda y tras los dos primeros escalones, veo que una cuerda frena a la otra en el mosquetón y que ya tengo que hacer muchísima fuerza para tirar de la cuerda con las manos.

Me quedan unos 5 metros para llegar a la reunión situada bajo el siguiente largo, así que tengo que montar una de emergencia en una fisura vertical que tampoco queda muy mal. Pero claro y ahora como recupero a Juanjo si la cuerda no corre; se me ocurren varias cosas una de ellas es que Juanjo suba a pulso el par de metros para deschapar el mosquetón pero es demasiado expuesto y la otra es que yo rapele desde la reunión hasta el punto del mosquetón, pero claro la cuerda no me va a llegar en doble hasta la express. Al final lo solucionamos tirando individualmente primero de una cuerda y luego de otra para que no se friccionen a la vez y dejándonos los antebrazos en el proceso de recuperación. Eso sí Juanjo tiene que subir despacio para darme tiempo a recuperarle.


Al final ha salido todo bien estamos los dos en la reunión 5, bueno un poco más abajo y sólo hemos perdido media hora. Llevamos 5 largos en 3 horas.

LARGO 6, ( Vº+, 60metros ): Llegamos al largo estrella, un diedro-bavaresa perfecto que para algunos se trata de unos de los mejores largos del pirineo, muy atlético y de grado mantenido. Comienza Juanjo con buen pie, termina de subir los últimos escalones de las escaleras grises y llega a la verdadera reunión situada bajo la vertical del diedro, desde allí continúa hacia arriba con las dos manos en la fisura y los pies en oposición cada uno a un lado de la fisura. Va ganando metros y el diedro se va poniendo vertical antes de entrar en un pequeño estechamiento donde hay dos clavos.


Chapa los dos clavos y parece que se para, debe estar allí el máximo grado de toda la vía Vº+, intenta de una manera de otra y finalmente me dice que le coja, descansa un minuto mientras me dice que anda algo cansado por el tramo extra de antes. Tras el breve descanso lo intenta de nuevo, se hiergue algún metro sobre los seguros fijos e intenta menter un friend, cuando de repente me pega un brusco tirón la cuerda y veo a Juanjo caer algunos metros diedro abajo. Tras el intenso momento le pregunto si está bien y me comenta que sí y le bajo hasta la reunión, todo ha hecho su función y los clavos, seguro y cuerda ha funcionado perfectamente disipando la caída maravillosamente sin tan siquiera Juanjo sentir un tirón brusco del arnés.


Algo cansado me comenta que lo intente yo y voy al lío, pero hay un problema que no es otro que cuando llegue a los clavos como voy a subir por el otro extremo de la cuerda y ya está pasada por las express tengo que sacarlas las dos para pasarlas correctamente y que no nos ocurra lo del largo anterior. Subo bastante bien por la bavaresa y llego a la altura de los clavos, la maniobra es bastante jodida y además justo en el punto clave, así que asciendo un poco hasta pasar los clavos y en un puente de roca me aseguro, para desmontar las dos cuerdas cruzadas metíendo la mía por el puente isntalado. De esta manera continúo hacia arriba por una zona algo menos vertical Vº para llegar a una pequeña repisa donde hay una reunión intermedia.


 Pregunto a Juanjo si hago el largo completo y me indica que sí, así que tiro hacia arriba, sobre la reunión hay un paso duro de Vº y llevo los brazos ya cargados de toda la bavaresa, la fisura se ciega y hay que salirse un poco a la izquierda, pero poco a poco voy solventando los problemas chapando algunos clavos que van apareciendo por el camino, hasta llegar a una terraza de hierba que voy recorriendo hasta apurar los 60 metros de cuerda en busca de la reunión que ya veo, teniendo que arrastrar las cuerdas porque ya no corren con el rozamiento de tantos seguros por el camino.
Tras montar la reunión en dos clavos viejos, voy recuperando a Juanjo que no para de decirme "chupa, chupa", para que el vaya recogiendo cuerda al pelo, me lo repite tantas veces que hasta algunos niños que desde la zona del refugio observaban repetían tambien lo de "chupa, chupa", jeje.
Mientras tanto Juanjo llegó a la reunión y surgieron nuevos problemas como el de la falta de agua, nos quedaba menos de un litro y no llevábamos ni la mitad de la pared por no hablar del descenso, además habíamos acumulado un retraso mayor en este largo y llevábamos 6 largos en 4 horas, aunque habíamos superado los dos de mayor dificultad.

LARGO 7, ( Vº, 40metros ): En principio la dificultad descendía en los siguientes largos y no pensamos mucho en los problemas y nos centramos en escalar, así Juanjo partío a abrir el siguiente que se trataba de un par de diedros continuados que salían a la derecha de la reunión.


 Primero por unos bloques se asciende a una gran fisura que forma el diedro un poco hacia izquierdas, en la parte alta hay algún clavo que ayuda a progresar en los resaltes más inclinados,



 luego posteriormente van apareciendo otro par de diedros verticales con algún clavo más, que van girando a la derecha para por terreno más fácil depositarnos en una pequeña terraza bajo un murete que tiene un taco de madera donde se monta la reunión con un clavo y con lo que quieras o puedas meter. 

LARGO 8, ( Vº, 25mts. ): Éste largo tiene un paso raro al inicio y después un punto clave de toda la vía que se trata de un cambio de dirección tomando la travesía a izquierdas por unas viras tras abandonar el diedro por el que subes, así que esperaba no pasarme la zona del cambio de dirección para sí no embarcarnos del todo. Tras mirar el croquis que llevábamos partí hacia arriba, el murete se las trae, tiene unos 3 metros y una fisura vertical en la parte izquierda donde se encuentra el taco de madera incrustado. Me aseguré en el taco y tras meter un friend grande algo más por encima bajé el metro ascendido para descansar, ya estaba el paso medianamente asegurado, así que sólo faltaba superarlo.
Me monté en la fisura con el pié y mano izquierdas empotrados en la misma y tiré hacia arriba hasta agarrar un buen canto por encima que te da la vida para salir del lugar y continuar algunos metros, el diedro es vertical y tiene bastantes fisuras por donde asegurar, así llego a un nuevo murete aunque de reojo voy mirando la zona por donde salirme del diedro hacia las viras. En el murete hay un friend abandonado empotrado pero tiene el cordino roto así que meto yo otro en el mismo lugar y hago un nuevo paso raro para salir a una segunda terraza. Desde allí pregunto a Juanjo cuantos metros llevo y van unos 25 sin encontrar la zona de viras por donde tengo que salir, ya algo rallado miro hacia abajo y encuentro una zona débil en el espolón de la izquierda -" a ver si era por allí y ahora tenemos que rapelar, uufff!!". No muy convencido decido montar reunión tras los 25 metros y con Juanjo ver la decisión que tomamos en el lugar a sabiendas que partir este largo nos iba a conllevar otro retraso de media hora al menos.
  

Recupero a Juanjo y mientras lo hago veo que puede ser que la salida esté más arriba, hay una parte más débil en el espolón y unas terrazas de hierba que me comenta Juanjo desde abajo, pero prefiero asegurarme con los dos juntos que decidir yo por mi cuenta, además parece la zona algo más sobada por encima.
Tras echar un vistazo a los croquis y reseñas que llevamos, llegamos a la conclusión que las viras están más arriba y continúa Juanjo la otra mitad del largo.

LARGO 8BIS,  ( IVº, 30 metros ): Se asciende por una fisura muy protegible junto al diedro, hasta que se llega a los 15 metros a unas terrazas con algo de vegetación,


 hay un muro bastante imponente con un clavo alto en la pared de enfrente, la verdad que no tiene pérdida la zona de las viras a pesar de que en algunos croquis o reseñas tachen el largo de "perdedor". Dicho muro es inequívoco y te obliga a ascender por el diedro de la izquierda y llegar a las viras por un paso que para mi resultó ser bastante dificil, al punto de que tuve que utilizar un cordino colgado del clavo de la pared, para auparme y superar el paso, a pesar de querer sacarlo en libre en varias ocasiones, Juanjo por ejemplo lo sacó bastante bien.
Desde ese punto un par de metros en travesía a izquierdas te llevan a salir por el espolón y ver un techito cuadrado amarillento bastante más arriba, zona por donde transcurre el siguiente largo, aunque la reunión se queda antes a escasos 4 metros de la salida del espolón equipada con clavos y que se llega por unas pequeñas repisas fáciles.
La realización del 8º largo en dos nos retrasa igualmente y llevamos casi 7 horas de escalada, además hemos terminado el agua,,¡ Houston, tenemos un problema !. Si todo sale bien y no tenemos más problemas en 2 horas estaremos arriba, a eso hay que sumar el descenso por las viras y el camino al refugio, somos conscientes de que nos quedan aún 5 horas en el mejor de los casos para llegar a coger agua y tenemos que aguantar sin ella, además disponemos de 6 horas de luz, con lo que la escalada no permite más errores ni embarques, somos conscientes de que nos estamos metiendo en una ratonera y de que el muro de salida cada vez es más alto.
Aunque por otro lado sólo existe una solución: ¡¡ continuar !!

LARGO 9, ( Vº, 30mts. ): Me toca a mí, comemos algo y diviso el siguiente largo, se ve la repisa de la reunión junto al techito cuadrado, hay una sucesión de gradas de derecha a izquierda ascendente hasta llegar al paso raro Vº, que te deja en 3 metros en la plataforma de la reunión.


El primer paso raro se encuentra para salir de la reunión, hay un muro no muy alto pero parco en agarres para llegar a las gradas, subo lo más alto posible sobre la reu y con un paso lateral me monto en las gradas, voy progresando por ellas por terreno muy aéreo y no veo nada donde proteger, hasta unos bloques a los 10 metros casi, allí aseguro con un cordino y continúo por terreno fácil hasta llegar al muro con el paso raro donde hay un clavo alto. El pasito se las trae y no te deja meter el cuerpo en una ancha fisura para progresar. Con la mano derecha en la fisura me aupo hasta equilibrarme y coger un bloque empotrado que cierra el paso, tiene buen canto y ya estás salvado, solo falta equilibrarte nuevamente para superar los bloques empotrados y llegar a la terraza donde hay un clavo y una buena fisura horizontal para meter algún fisurero o friend.
Recupero a Juanjo y la verdad que por fin ha salido un largo en condiciones bastante limpio, comemos una barrita y un gel y Juanjo se propone realizar el siguiente, tán solo nos quedan 3.



LARGO 10, ( Vº, 30mts. ): Este largo tiene dos partes, un bonito diedro de unos 12 metros y una travesía expuesta de Vº.



 Así Juanjo parte de la repisa por el diedro que va asegurando a placer, tras unos 10 metros cambia de dirección y continúa por la derecha del diedro hasta unas repisas.



 Allí hay que contornear un espolón en travesía por unas terrazas delicadas, sobre todo para bajar a ellas con un metrillo de destrepe. La verdad que se aseguran muy bien en una fisura alta por encima del paso donde hay un clavo y se puede meter algo más, pero son expuestas de narices sobre todo la salida tras contonear el saliente, donde hay una plaquita con pocos agarres. Buscando las rugosidades y regletillas se destrepa el metro que te lleva a amplias terrazas herbosas de donde salen hacia arriba sendas canales amplias con vegetación. ¡Por fin terreno cómodo!, además nos hemos ajustado al horario, volviendo a la media de 2 largos por hora.
El ánimo sube bastante y a pesar de algunos calambres de Juanjo en brazos y piernas según los croquis nos quedan 2 largos relativamente fáciles exceptuando un paso de Vº en el primero así que vamos a por él sin más miramientos, parece que la montaña nos está dando un poco de tregua.

LARGO 11, ( Vº , 50mts. ): Dicho largo es fácil y tan sólo una chimenea con un bloque empotrado en forma de pico y de Vº supone el obstáculo de los siguientes 50 metros.

Salgo por la derecha de la reunión allí una gran chimenea me permite ir caminando entre terrazas de hierba con algún que otro resalte de roca fácil, no meto casi nada para que no me friccionen las cuerdas hasta llegar al bloque empotrado a unos 35 metros de la reunión.


 Hay una chimenea y el bloque puntiagudo se encuentra en medio, anudándolo tiene una cinta con textura y forma de cinturón de coche, me monto en el paso pero subirse en el mismo es difícil ya que no te entran las espaldas y tienes que entrar de lado. Me bajo del mismo un par de veces para buscarle el paso y por fin con el hombro izquierdo me introduzco en la fisura sobre el bloque donde aseguro con un fisurero y salgo por el lado izquierdo que tiene arriba buen canto, para continuar ganando altura por la continuación de la chimenea hasta que la cuerda fricciona mucho y mi compañero me avisa del final de cuerda. Monto reunión en un bloque con un puente de roca y cintajo.
No tardamos mucho en realizar dicho largo y pronto está mi compañero junto a mí tras superar el paso de este largo.


LARGO 12, ( IVº, 60 metros ): Dicho largo es el último y nos dejá en la Aguja Jolly, aunque desde la reunión anterior no se ve nada, sale a la arista final.
Sin perder mucho tiempo sale Juanjo hacia el siguiente largo y cumbre, primero por terreno fácil y herboso hasta llegar a una canal en la que se adentra, tiene que parar varias veces debido a los calambres en los brazos más que por el grado pero sale por arriba finalmente


Tras la canal el largo continúa por el filo de la arista que nos lleva a la cumbre de la Aguja Jolly, ya podemos ver la famosa brecha del Vº+ que hay que superar para llegar a los rápeles, pero nos centramos en llegar a cumbre y terminar la escalada de ascenso por lo menos.


 Así que continuamos por el filo rocoso que se puede asegurar muy bien y que nos va acercando a cumbre, eso sí antes de la cumbre tenemos que abandonar un friend en una fisura metido muy adentro y que era imposible de sacar, estuve intentando 10 minutos tirar de él con el sacafisureros por no había manera y tras una corta trepada salimos a la cumbre. ¡ bien !.




Yo intento disfrutar del momento a pesar de que Juanjo está nervioso por el descenso y ya está pensando en bajar. Hemos empleado 10 horas en realizar la escalada y son las 18:15, por lo que calculamos unas tres horas en bajar, justas las que hay de luz, aunque ahora tras terminar la escalada propiamente dicha comemos algo entre unos bloques de la antecumbre y examinamos los fabulosos croquis de Remy Thivel de descenso por las viras descritos aquí:

 http://www.remi-thivel.com/voievires/topoviresespagnol1.pdf
http://www.remi-thivel.com/voievires/topoviresfrance2.pdf

Sin ellos es bastante fácil perderte entre terrazas y tener que pasar la noche, como ya les ha tocado a algunos compañeros de blog, tener que rescatarlos como a otros conocidos o enredarse con los rápeles.

Esó si todavía nos queda un último problema antes de llegar a las viras y es superar el Vº+ del paso de la brecha o montar un pequeño rápel hasta una terraza y realizar un último largo de IVº+, optamos por ésta segunda opción así que perderemos un poco más de tiempo mientras observamos que la famosa bruma del valle "gabacha", va subiendo y se aproxima al refugio.

Tras rapelar unos 6 metros llegamos a una terraza hacia la vertiente Sur, allí vemos ya el supuesto diedro que hay que escalar pero no tenemos ni idea donde está la línea de rápeles que nos depositará en el descenso por las viras.



LARGO 13, (IV+, 30mts.): Cuando ya pensábamos que se habían acabado los largos teníamos que hacer este último que me tocaba a mí, ascendí por un diedro algo roto y fisurado, y con un paso que tiraba un poco hacia atrás en su mitad superé la mayor dificultad, para salir por una zona algo aérea a una terraza con vistas a los valles del Norte. Desde allí y tras los primeros 15 metros de escalada no veía por donde continuar, hacia arriba me parecía subir mucho e intenté bordear por el Sur por unas terrazas expuestas pasando bajo un sistema de fisuras por las que se podía acceder hacia arriba, y cuando miraba para arriba en busca de la fisura buena tras un bloque apareció la reunión de la línea de rápeles, ¡ bien !. Estaban algo oxidados pero a estas alturas cualquier cosa medianamente segura vale.

 
Juanjo llegando al rápel
Realizamos el segundo rápel con una cuerda y por fin llegamos a tierra algo más estable con terracitas de hierba, paramos a comer algo antes de iniciar el "descenso" por llamarlo de alguna manera ya que en realidad son una serie de travesías descentes con numerosos pasos de IIIº delicados.
 
 
Sacamos los croquis de Remi Thivel, los primeros metros eran sencillos, el itinerario discurría por una senda y de vez en cuando algún bloque por el que trepar o bordear y por donde íbamos en ensamble con unos 15 metros de cuerda y metiendo como mínimo 3 cacharros entre uno y otro, pero poco a poco el camino fue desapareciendo para pasar a unos destrepes de IIIº aéreos a más no poder aunque eso sí super equipados por cordinos y clavos.
 


 Todo el recorrido nos está sorprendiendo no da un descanso y tenemos que tener la concentración a 100% por los numerosos pasos, esó si vamos cumpliendo el horario y no estamos teniendo más problemas, aunque seguimos el peor horario previsto, pero lo dicho "previsto por lo menos". Mientras una temperatura ideal de 20º nos anima a seguir con las viras viendo como la niebla ya ha cubierto el refugio, ahora rezamos para que ésta no suba mucho más y nos de tiempo a llegar a la senda de abajo ya que no tenemos ni mapas ni gps.

A las 21:20 con las últimas luces llegamos al rápel de descenso que nos lleva a las pedreras finales, queda poca luz pero nos da igual, somos felices, estamos cantando incluso, en poco más de una hora podremos beber agua y comer, que llevamos desde las 15:00 del medio día sin probar trago. Es curioso "He notado más ansiedad por el agua cuando me quedaba poca que cuando no me quedaba nada".

A los 15 minutos de descenso se hace de noche y sacamos los frontales, bajamos por la pedrera sin luz y llegamos por fin al camino que nos lleva a las cercanías del refugio entre niebla donde tenemos la tienda, ¡la tienda no importa! pasamos de largo por la tienda y con las mochilas, casco y arnés vamos directos a la fuente es nuestra perdición.

Allí imaginaos, a beber agua y mas agua, tan helada se me clava en la garganta pero no dejamos de beber.......después una sopa y embutido del malo es el mayor manjar tras 15 horas de actividad agotadora.

 






 


4 comentarios:

  1. joder que makinas estais hechos jaja
    menuda via guapa os habeis pegao

    ResponderEliminar
  2. Bufff, enhorabuena por la escalada, han pasado algunos años desde la publicación pero bueno, dejo el comentario igualmente. Muy bien descrito todo y de gran ayuda como información previa. Gracias!!

    ResponderEliminar