domingo, 2 de junio de 2013

Vía GAME a la Aguja Tonino Re, Galayos (140mts. Vº)

Para el segundo día galayero, nos habían recomendado realizar una bonita escalada a la Aguja Tonino Re, escalada con largos variados y de nombre un tanto extraño cuanto menos. Pero una de las indispensables en Galayos.


fabuloso croquis de vía clásica: http://www.viaclasica.com/croquis/los_galayos/Game_ToninoRe_Galayos.pdf

Nos despertamos en el nido/vivac de la María Luisa, uno es feliz allí arriba, abres los ojos y te ves rodeado por agujas y la luna metiéndose tras una de ellas, esto sólo puede traer pensamientos positivos, no hay nada más simple, ni más reconfortante que eso.


Iniciamos otro día de vida montañera, hay tres acciones básicas; descansar, alimentarse y escalar. Tras la primera, iniciamos la segunda de las acciones con un desayuno a base de leche y cereales, después toca la última, la principal, la que nos mueve.


Cargados ascendemos por la Apretura rumbo hacia la Canal del Gran Galayo, los compañeros escaladores aún está desperezándose de los vivacs y refugio y nosotros ya estamos a pie de vía, hace fresco pero lo preferimos a los embotellamientos de vía.

La vía nace exactamente a escasos metros del destrepe de descenso del Torreón en su unión con la Canal del Gran Galayo, un verdoso e irregular diedro-canal marca el inicio de la vía.
La Vía en sí consta de 4 largos, cada uno de ellos de diferente estilo y forma; unos largos, otros cortos, unos con clavos, otros sin ellos y sobre todo una zona estrella, que es la travesía bajo un techito del último de los largos que está cosida a clavos.
Fué abierta en Junio de 1967 por Moisés Castaño, Felipe García y Antonio Márquez, miembros del Grupo de Alta Montaña Español "GAME", de ahí el nombre de la vía.

Esta vez no hay largos aleatorios ni sorteos, empezaré yo y Juanjo hace el cuarto (el más duro).

Largo 1º, 50 mts Vº:
Se trata de un largo que transcurre por el interior de una canal-diedro, aunque parece fácil es bastante mantenido y largo, por lo que dosificar es importante, está asegurado por varios clavos y al ser el primero puede sorprender. La reunión se monta al final de la canal en una repisa donde hay un par de clavos aunque conviene meter algo más.


Juanjo estira las cuerdas y yo cojo todos los friens y fisureros que tenemos para colocármelos a mi gusto, me mancho las manos de magnesio e inicio la escalada por terreno que parece fácil, la vía pronto me lleva al interior de una canal, a veces en oposición y otras por fuera voy ascendiendo por la misma pero a la vista engaña, parecía más fácil, las dificultades van en ascenso y de un IVº, paso a un IVº+, asegurado por varios clavos.
Un bloque empotrado me cierra la canal, pruebo de inicio sobre el bloque pero lo veo difícil  echo un ojo por la derecha no veo paso y por la izquierda se ven manos, pero está bastante colgado el paso, vuelvo a la canal, no lo veo claro y pregunto a Juanjo, al mirar atrás veo que la gente ya se ha despertado, incluso oigo a nuestro amigo David, que desde su vivac me indica que el paso está por la izquierda y pruebo de nuevo.
Esta vez salgo de la calidez de la canal para colgar sobre el vacío, por arriba palpo una buena fisura pero está lejos y mi estatura no me permite agarrarla totalmente, me parece increíble que esto sea un Vº, pero ya se sabe "esto es Galayos". Vuelvo nuevamente a la canal.
Esta vez protejo el paso con un friend y le voy a dar sin pensarlo mucho; aaarrrggg!!  pronto veo buen canto más arriba con la otra mano, joder me ha costado la vida!


Largo 2º, 30 metros, IVº:
Este segundo largo se trata de un largo de transición para dejarnos bajo la parte final, desde la reunión se termina de ascender la canal, cuando ésta se ciega hay un paso tonto para montarnos en las terrazas de la derecha por donde realizaremos una travesía para llegar bajo la vertical de la reunión y del muro, superando un corto diedro llegaremos a la repisa donde se monta la reunión a gusto utilizando tus propios seguros.



Juanjo ha salido desde la reunión del primer largo, a mi el primero me ha dejado agotado, mientras intento recuperarme, voy asegurando a mi compañero, que asciende por lo que queda de canal, algunos metros por arriba la canal finaliza y no le queda más remedio que terminar de subir por una placa para montarse en las terrazas, posiblemente haya a la derecha paso un poco antes por unos buenos cantos sin necesidad de pisar la placa.
Le pierdo de vista y veo como la cuerda sigue corriendo, va todo bien, hasta que oigo  "reunión". Ha llegado a la segunda reunión por lo que recojo que vamos para arriba, en el inicio parece todo fácil, subo por la canal y después la plaquita aunque te tira hacia fuera se asciende bien, y más con la cuerda por arriba, después cojo las terrazas hacia la derecha buscando situarme bajo donde está Juanjo, pronto veo unas fisuras en posición vertical y un poco más allá una corta canal, donde en oposición se puede ascender fácil para llegar a la reunión. El tercero pinta bonito.

Largo 3º, 25 metros, Vº:
Este largo se trata de un muro vertical surcado por fisuras verticales, horizontales y oblicuas que llega hasta el techo de la travesía, se pueden hacer 3º y 4º en un mismo largo ya que son 60 metros, pero lo recomendable si no se anda muy sobrado es hacer el 4º asegurado desde más cerca y montar la reunión del 3º antes de llegar al techo en una instalación con tres clavos antiguos.

Tras llegar a la reunión no perdemos mucho tiempo, tomo todos los seguros y me dirijo hacia arriba por el muro, asciendo por unas fisuras verticales con buenas manos hasta una repisa, desde allí observo que la cosa se afina y me dirijo un poco más a la izquierda por una fisura donde hay un clavo que me protege del Vº.



Realizo un breve aprete más bien de equilibrio y pronto llego a la reunión compuesta por tres clavos un tanto oxidados pero soldados con la roca


Tras montar reunión sobre los tres clavos aseguro a mi compañero que asciende con rapidez muro arriba, (veo claramente que sus entrenamientos semanales están dando fruto y cada vez escala mejor).


Ya los dos juntos en la incómoda reunión nos reorganizamos para que Juanjo pueda salir hacia arriba, nos cambiamos los "archiperres" y observando el gran paraje galayero lleno de escaladores esta vez en la GAME de las Puntas Gemelas y la Sur de la Apretura al Pequeño Galayo, disfruto del lugar.

LARGO 4º, 35 metros Vº/Vº+:
Es el último largo de la vía, son 35 metros que pueden ser empalmados con el anterior. Se trata de un breve ascenso hasta situarnos bajo el techo, desde allí hay que realizar una travesía ascendente hacia derechas siguiendo bajo el propio techo y chapando todos los clavos que aseguran la travesía, posteriormente se asciende la vertical ayudados por una fisura ascendente Vº, y que a cada metro va resultando más fácil para salir a un aéreo espolón, por el que por su borde se llega a la propia cumbre de la Aguja Tonino Re.

Metí en ATC en la cuerda y cerré el mosquetón de seguridad, Juanjo inició la escalada, trepó en la vertical de la reunión por un diedro fácil hasta situarse a la altura del techo.


Desde allí inició una travesía fina hacia la derecha, el tramo era aéreo, veía como tan sólo apoyaba con las puntas los gatos y chapaba los numerosos clavos metidos en la fisura del techo


Tras la travesía pegó un apretón y comenzó a ascender hacia arriba por una fisura alejándose cada vez más de mi vista y recorriendo el aéreo, fácil y bonito espolón que lleva a la cumbre de la aguja.

foto del espolón hecha por compañeros desde las Agujas Gemelas

Tardó unos cuantos minutos en montar la reunión y darme vía libre para ascender, pero el momento llegó.
Asciendo la fácil trepada hasta la parte izquierda del techo, desde allí observo que la travesía tiene buenos pies, los pasos son largos pero seguros y voy deschapando los dos clavos iniciales mientras ya he recorrido el par de metros del techo. 
El lugar es aéreo pero a la vez precioso, ahora viene el paso duro, la fisura vertical queda un poco lejos y no llego a bloquear la mano en la fisura para ascender, así que me las arreglo para ganar unos centímetros y poder bloquearme con la palma de la mano en el interior de la misma. Aguanto la respiración y me lanzo, subo pies con rapidez, ahora hay buenas manos a derecha y van apareciendo regletas que me van permitiendo subir pies e ir ascendiendo por la fisura hasta llegar al espolón cimero.


Ya todo es más fácil, esa curiosa paz interior y felicidad de cumbre se hace más intensa a cada metro que subo por el espolón, una corta trepada y veo a Juanjo sentado en cumbre que ha improvisado una reunión, no ha visto los parabolt de la pared derecha pero ya no importa.

Estamos en la misma Aguja Tonino Re con el Torreón y resto de agujas a nuestros pies. Increíble.




Arriba nos tomamos unos minutos de relax, valoramos si realizar la Sur de la Apretura tras bajar, pero la escalada de la Tonino Re nos ha dejado bastante satisfechos y aún no tenemos bagaje para hacer doblete en galayos, ya la disfrutaremos otro día.

Descenso:
En la instalación con parabolt situada a un metro de la cumbre hacia el Sur, montamos la cuerda para realizar un corto rápel de 6 metros hacia el Este y colocarnos en una buena terraza.




Hacia el Norte destrepamos un metro de muro y llegamos a otra instalación de rápel que da a la Canal del Gran Galayo en dirección Norte. Desde allí tiramos las cuerdas en doble los 60 metros hacia abajo y observamos que aún no llegaban a la canal, así que descendió Juanjo primero con el shunt.
Cuando terminó de rapelar me dio el "libre" y comencé yo a descender, mientras me aproximaba a él me comentó que no había podido llegar abajo del todo y que había un destrepe bastante delicado de IIIº+, así que en lugar de rapelar por la canal lógica a derechas, me desvié 8 metros más a la izquierda hacia una amplia terraza donde terminé el rápel, desde allí el destrepe hacia la Canal del Gran Galayo era más simple.

Posteriormente me comentaron que a unos 50 metros de rápel hay una instalación para un tercer rápel que no vimos. En cualquier caso la opción más asequible es rapelar a izquierdas hacia la terraza.

Aunque debido a la nieve acumulada y no querer pisar con los gatos en la misma, aún nos las vimos canutas para descender el tramo de nevero y no hacer patinaje artístico sobre el manto blanco. Así que por la rimaya nos llenamos de barro y piedras, eso sí pero no resbalamos.

Nos cambiamos los pies de gato por las zapatillas y terminamos de descender la Canal del Gran Galayo para salir a la Apretura por donde descendimos rumbo a nuestro nido.



En pocos minutos llegamos al colgado vivac de mi suegra, "María Luisa", y rehicimos las mochilas mientras alucinábamos con las vistas una vez más.


Nos vestimos de verano y con 20ºC en el ambiente, descendimos con cuidado por la descompuesta Apretura, la verdad que poco aconsejable por su inestabilidad. Dejando atrás las fantásticas agujas, de las que sobresale el torreón, como no.

Con lástima y hambre de leones abandonamos "la catedral" de la escalada en la zona centro y escuela para míticos escaladores desde los años 30. Lo nombraron los árabes llamándolo "Galayo" que significa roca pelada, también a su paso Camilo José Cela, escribió "raras y puntiagudas agujas" y ahora nos sentimos privilegiados de poder admirarlo nosotros que somos una hormiga más entre tanta piedra.
"¡hasta pronto Galayar!".



.



1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar